Gato Snowshoe | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Snowshoe

Introducción a la raza:

El gato Snowshoe es de origen americano y surgió de manera accidental en una camada de gatos Siameses. Son aptos para casas y departamentos, y pueden convivir con niños, ancianos y cualquier otra mascota sin ningún inconveniente, ya que tiene un carácter muy tranquilo. Es inteligente, curioso, mimoso, activo, social, muy apegado a los humanos, pero detesta la soledad. Con respecto a su salud detallaremos todo más adelante.

Información general de la raza:

La raza Snowshoe surgió en 1960 en Filadelfia, Estados Unidos, en la casa de una criadora de gatos Siameses, cuando en una camada surgieron unos gatitos con las garras blancas; característica que no es aceptada para el Siamés. Igualmente a esta mujer le encantaron esas patitas de nieve, así que meses después se le ocurrió cruzarlos con gatos Americanos de pelo corto de 2 colores, y así fue como se dio origen al actual Snowshoe. En 1974 fue aceptado como raza por la TICA, y en 1984 fue aceptado por la WCF.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño mediano, delgado y musculoso.
  • Peso: machos entre 4 y 5 kilos, hembras entre 3 y 4 kilos.
  • Cabeza: tamaño mediano, redondeada y de hocico corto.
  • Orejas: tamaño mediano, base ancha, terminación en punta, y siempre de color negro.
  • Ojos: tamaño mediano, ovalados y de color azul.
  • Nariz: larga, ancha y recta.
  • Cola: larga, fina desde la base hasta la punta y siempre de color negra.
  • Patas: esbeltas, finas y largas.
  • Garras: pequeñas, ovaladas y siempre blancas.
  • Pelo: fino, sedoso y corto.
  • Colores: patas, cuello y una “V” invertida en la cara que va desde la altura de los ojos hasta el hocico de color blanco puro. El resto de su pelaje es de distintas tonalidades de beige, con la típica mascara negra del siamés.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Snowshoe es un gato muy tranquilo y poco agresivo, ideal para familias con niños, personas mayores, u otras mascotas. Es un gato muy mimoso, juguetón, sociable (aunque tímido con los extraños), inteligente, curioso, maullador y fiel. El gato Snowshoe podrá vivir tanto en casas como en departamentos sin ningún problema. Es muy apegado a los humanos y no conviene dejarlo muchas horas solo, ya que sufre la soledad.

Cuidados especiales para la raza:

El Snowshoe goza de una salud excelente, solo tiene tiene una pequeña tendencia al estrabismo. Con respecto a su pelaje tiende a perder muy poco pelo, así que bastará con un cepillado semanal.