Gato Singapur | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Singapur

Introducción a la raza:

El Singapur es la raza felina más pequeña del mundo. Es un gato poco agresivo que podrá convivir con niños y mascotas sin problemas, y vivir tanto en casas como en departamentos. Es muy sociable, mimoso, afectuoso, apegado a los humano, activo y juguetón. Con respecto a su salud y cuidados detallaremos todo más adelante en el informe.

Información general de la raza:

El gato Singapur se originó en las calles de la isla de Singapur, y la verdad es que se desconoce su antigüedad. Debido a las condiciones de vida que tenía, este gato no era muy querido por los isleños, así que lo llevaron a vivir a las alcantarillas y lugares de espacios reducidos; de allí su pequeño tamaño.

En 1974, una pareja estadounidense que estaba en la isla quedó maravillada con este felino. Es así que adoptaron dos machos y dos hembras que se llevaron a su país para proliferar la raza. Dos años después, en 1976, los exhibieron en una exposición felina en Denver, y en 1988 fueron aceptados oficialmente por la TICA como raza.

Características de la raza:

  • Cuerpo: pequeño, compacto y fuerte. 
  • Peso: machos entre 2 y 3 kilos, hembras entre 1 y 2 kilos.
  • Cabeza: redondeada, hocico corto y tamaño pequeño.
  • Ojos: grandes y redondos, colores del amarillo al avellana.
  • Orejas: estrechas en la base, grandes y redondeadas en las puntas.
  • Nariz: pequeña y ancha.
  • Cola: longitud media, recta y afinándose en la punta.
  • Patas: tamaño mediano y musculosas.
  • Garras: pequeñas y ovaladas.
  • Pelo: corto, denso, fino y suave.
  • Colores: el único color aceptado es el marrón sepia en la superficie del lomo y sub pelo y barriga color marfil.

Personalidad y comportamiento de la raza:

La raza Singapur puede vivir tanto en casas como en departamentos y con cualquier mascota, pero en caso de perros deberemos tener cuidado debido a su pequeño tamaño. Es un gato muy afectuoso, mimoso, sociable, apagado a los humanos, inteligente, curioso, poco agresivo, delicado, activo, muy veloz y juguetón. Será muy feliz si tiene acceso a un jardín con árboles donde pueda trepar y corretear. Como adora trepar es aconsejable tener en el interior repisas y árboles de gatos para que pueda desarrollar esta actividad.

Cuidados especiales para la raza:

Los cuidados del gato Singapur serán muy sencillos; solo necesitará un cepillado semanal. Debido a sus orígenes salvajes no se le conocen enfermedades endogámicas ni inclinación a enfermedades específicas.