Gato Savannah | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Savannah

Introducción a la raza:

El Savannah es una raza híbrida que ostenta el récord de ser la raza de gato doméstico más grande del mundo. No es apto para la vida en departamentos, pero podrá convivir con otras mascotas sin inconvenientes. Es muy activo, cazador y juguetón, también adora trepar a lugares altos. Con respecto a su salud detallaremos todo más adelante.

Información general de la raza:

El Savannah es una raza híbrida que se conoció por primera vez en 1986 cuando se cruzó una gatita domestica con un Serval Africano. A la cría de la gata se la llamó Savannah, siendo este el origen del nombre que adoptaría posteriormente la nueva raza. Esta cría obtuvo rasgos tanto de la gata doméstica como de su padre Serval, y como característica principal cabe destacar que es la raza de gato doméstico más grande del mundo.

El posterior desarrollo de la raza estuvo a cargo de dos criadores interesados en continuar con tan hermosa cruza. Fue aceptada oficialmente por la TICA en 2012, aceptando como raza 5 generaciones de Savannah (F1, F2, F3, F4, F5.). Importante: a estos gatos híbridos (al igual que con los Bengalí) se los clasifica con una letra “F” seguida de un número que representa las generaciones de domesticación.

Características de la raza:

  • Cuerpo: grande, largo, fuerte y estilizado.
  • Peso: entre los 9 y 23 kilos, dependiendo de su generación.
  • Cabeza: tamaño mediano (en comparación con su cuerpo).
  • Nariz: ancha y larga.
  • Ojos: medianos, ligeramente redondeados y de color verde, marrón o amarillos.
  • Patas: largas, esbeltas y ágiles.
  • Garras: ovaladas y de tamaño mediano (en proporción con el cuerpo).
  • Cola: larga, fina y con “aros” oscuros bien marcados.
  • Pelo: corto, fino y sedoso.

Colores aceptados para la raza:

  • Café con manchas oscuras o negras.
  • Naranja con manchas oscuras o negras.
  • Azul con manchas negras.
  • Gris o plateado con manchas negras o oscuras.

Personalidad y comportamiento de la raza:

Esta raza no se recomienda para la vida en departamentos, no solo por su tamaño, sino también porque es muy activa, pero podrá convivir con cualquier mascota sin inconvenientes. Suele ser un gato muy juguetón y mimoso, pero en generaciones F1 y F2 es un poco más reacio a los mimos, en cambio, las generaciones de Savannah F3, F4 y F5 son más apegadas a los humanos y más mimosas.

Entre otras características propias de la raza podemos mencionar que ama las alturas, adora todos los juegos de perros, le encanta salir a pasear con una correa, y, pese a su apariencia salvaje, puede convivir con niños sin problemas, es más, suele cuidarlos.

Cuidados especiales para la raza:

El gato Savannah goza de una salud excelente y no tiene inclinación hacia ninguna enfermedad específica. Su alimentación tiene que ser de excelente calidad y casi no necesitará cepillado alguno.