Gato Sagrado de Birmania | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Sagrado de Birmania

Introducción a la raza:

El gato Sagrado de Birmania es muy compañero, maullador, inteligente, juguetón, sociable incluso con extraños y sufre mucho la soledad. Esta raza se adapta tanto a la vida en casas como en departamentos y puede convivir perfectamente con niños y cualquier mascota sin ningún problema ya que no es agresivo. Con respecto a su salud detallaremos todo mas adelante en este informe.

Información general de la raza:

La raza Birmano desciende de los gatos que eran venerados en los Templos Budistas en Birmania. Según la leyenda, estos felinos habían nacido mucho antes que Buda en un templo secreto habitado por monjes birmanos, los Kittha. Estos monjes vivían en meditación, rodeados por cien gatos blancos y creían que después de su muerte sus almas se reencarnarían en esos gatos. Esta raza aún es venerada en su país de origen.

Llega a Occidente a principios del siglo XX, siendo oficialmente reconocida en Francia en el año 1925. La guerra puso en serio peligro pero luego recobró su impulso. Los criadores franceses lo mezclaron con gatos Siameses y Persa blancos, lo cual dio a la raza su pelo largo y suave. En 1950 el gato de raza Birmano fue rebautizado con el nombre de Sagrado de Birmania a fin de evitar toda posibilidad de confusión con el Burmés.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño mediano.
  • Peso: machos entre 5 y 6 kilos, hembras entre 3 y 5 kilos.
  • Cabeza: redondeada, de tamaño mediano.
  • Ojos: grandes, almendrados y de color azul.
  • Nariz: larga y ancha.
  • Orejas: pequeñas, redondeadas y de base ancha.
  • Cola: largo medio y de abundante pelaje.
  • Patas: cortas, robustas y fuertes.
  • Garras: grandes y redondas.
  • Pelo: largo, denso, suave y sedoso.
  • Colores: color base del pelo suele ser blanco o crema, con patas, cola y máscara en tonalidades negras o marrones.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El gato Sagrado de Birmania es fiel, inteligente, juguetón, sociable incluso con desconocidos, tranquilo, amable, cariñoso y buen compañero. Es muy maullador y su voz es armoniosa. Puede convivir con niños y mascotas sin ningún problema ya que no es agresivo, además de vivir tanto en casas como en departamentos. No se recomienda esta raza para personas que se ausentan de la casa, ya que sufre si está muchas horas solo.

Cuidados especiales para la raza:

Los cuidados del gato Sagrado de Birmania son realmente mínimos. Solo necesitará un cepillado 1 vez por semana y 2 veces por semana en tiempo de muda. Con respecto a su salud, tiene tendencia a sufrir enfermedades en la vista (estrabismo), además de enfermedades cardíacas, por lo que necesitará una alimentación balanceada para que no aumente de peso.