Gato Pixiebob | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Pixiebob

Introducción a la raza:

El gato Pixiebob es otra de las razas de cola corta americana. Es ideal para personas mayores y niños ya que es muy manso y poco agresivo. Se recomienda para hogares con otras mascotas, no solo por la poca agresión, sino también porque adorará tener un compañero de juegos. El Pixiebob podrá vivir tanto en casas como en departamentos, y con respecto a su salud detallaremos algunos aspectos a tener en cuenta más adelante.

Información general de la raza:

El Pixiebob apareció por primera vez en Estados Unidos en 1985; al parecer era un gato salvaje cruza de un Lince Rojo y un Bobcat. Una criadora de gatos quedó maravillada con el aspecto de este felino macho y decidió encontrar más gatos con estas características para desarrollar una nueva raza. Finalmente consiguió una hembra con las mismas características y de este modo fue el inicio de los Pixiebob. En 1994 la TICA lo reconoce oficialmente como raza, y por su parte la WCF lo reconoce en 2005.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño mediano, largo y fuerte.
  • Peso: machos entre 5 y 7 kilos, hembras entre 3 y 5 kilos.
  • Cabeza: tamaño mediano, ancha y mentón firme.
  • Orejas: tamaño mediano, base ancha y terminación en punta.
  • Ojos: medianos y ovalados. Color amarillo, marrón y almendra.
  • Patas: largas, fuertes y musculosas.
  • Garras: tamaño mediano y redondeadas. 6 a 7 dedos en garras delanteras y 5 o 6 dedos en las traseras.
  • Cola: corta, gruesa y flexible. Longitud mínima: 5cm, máxima: hasta la articulación de la rodilla, cuando la pata está en reposo.
  • Pelo: puede ser corto o largo. Denso, suave y sedoso.
  • Colores: tonalidades marrones y grises. Únicos patrones aceptados: spotted y tabby.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El gato Pixiebob, pese a su aspecto salvaje, es un felino muy manso, mimoso y juguetón. Como es poco activo podrá vivir tanto en casas como en departamentos sin ningún inconveniente. Es muy poco agresivo, por lo que se recomienda para familias con niños, o como mascota para una persona mayor.

Adora a los niños, y si tiene que convivir con otras mascotas no será inconveniente, ya que lo haremos muy feliz al tener un compañero más para los juegos. El Pixiebob es fiel, apegado a su amo, inteligente además de observador. No tendrá ningún problema en quedarse un par de horas solo, pero eso sí; luego exigirá mucho cariño.

Cuidados especiales para la raza:

El Pixiebob requiere cuidados realmente mínimos con respecto a su pelaje; en la variedad de pelo corto bastará con un cepillado cada dos semanas y en la variedad de pelo largo una vez por semana. En tiempo de muda una vez por semana en los de pelo corto y dos veces por semana en los de pelo largo. Con respecto a su salud, como cualquier gato de cola corta tiene tendencia a la displasia de cadera, por lo que deberemos darle un alimento de muy buena calidad.