Gato Persa | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Persa

Introducción a la raza:

El gato Persa es muy perezoso, dormilón, mimoso y suele tener humanos favoritos a los que les pide más mimos que a otros. Muy poco maullador, ideal para ancianos y niños ya que es muy tranquilo y poco agresivo; contrariamente a casi todos los felinos, no tiene instinto de casa. Podrá vivir tanto en casas como en departamentos y convivir con mascotas sin problemas. Con respecto a su salud detallaremos algunos aspectos más adelante en el informe.

Información general de la raza:

El Persa tiene como origen varios países del Antiguo Oriente, pero el desarrollo y cría de la raza comenzó en Europa a principios del 1600, cuando un viajero italiano se interesó mucho por estos particulares gatos, y decidió llevarlos a su continente para intentar desarrollarlo. Se hicieron muy populares rápidamente, hasta la Reina Victoria tuvo una pareja de gatos Persa azules. A fines del 1800 estos felinos llegaron al continente americano. En 1914 la TICA los reconoce como raza y poco tiempo después fue reconocido por la CCPA.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño mediano, compacto y robusto.
  • Peso: machos entre 4 y 6 kilos, hembras entre 3 y 5 kilos.
  • Cabeza: tamaño mediano, redondeada y un poco ancha.
  • Mejillas: prominentes pero un poco chatas.
  • Nariz: corta, ancha y chata.
  • Ojos: grandes y redondos.
  • Orejas: pequeñas y redondeadas.
  • Patas: cortas y musculosas.
  • Garras: grandes y redondas.
  • Cola: longitud media, gruesa y con abundante pelo.
  • Pelo: largo, denso, sedoso y suave.
  • Colores: todos los colores y patrones están aceptados.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El gato Persa podrá vivir tanto en casas como en departamentos, y convivir muy bien con otras mascotas, niños y ancianos, ya que dos cosas que destacan su carácter son: la tranquilidad y la poca agresión. Este felino no anhela afecto de cualquier persona; tiene 1 ó 2 humanos favoritos a los cuales seguirá a todas partes y exigirá cariño. Es muy dormilón, silencioso, observador, nada agresivo y no tiene instinto de caza. No le afectará estar un par de horas solo, por lo que ausentarse de casa algunas horas no sera un problema.

Cuidados especiales para la raza:

Si elegimos un gato Persa como mascota tendremos que dedicarle mucho cuidado a su pelaje; mínimo día por medio necesitará un buen cepillado, también un alimento, en lo posible, que ayude a prevenir la formación de bolas de pelo. Con respecto a enfermedades, tiene tendencia a tres: trastornos de la visión, Síndrome de Chediak Higashi (inmunodeficiencia genética) y cataratas.