Gato Cartujo | Razasdegato.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Gato Cartujo

Introducción a la raza:

La raza Cartujo o Chartreux es muy antigua, su origen se remonta a los siglos VIII y XV. Es un gato muy mimoso y juguetón, apto para vivir en departamentos o casas, no teniendo problemas en quedarse solo. Convive muy bien con niños, perros y otros gatos. Es un felino muy poco vocal, prácticamente no maúlla, y hasta existe un mito con respecto a esto.

Información general de la raza:

El Cartujo es una raza muy antigua, originaria de los montes de la actual Siria. Luego, en el siglo XV, llegarían a Francia en los barcos de Los Cruzados, cuando dejaron la lucha de Las Cruzadas para unirse a la Orden Monástica de la Cartuja. Es así que esta raza fue la elegida por estos monjes para cuidar los granos de sus famosos licores, y de ahí el nombre Chartreux.

Hay un mito que dice que debido a su origen es tan silencioso; sería una especie de voto de silencio que mantiene hasta la actualidad. Esta raza fue diezmada durante la Primera y Segunda Güera Mundial, pero los fanáticos criadores europeos trabajaron duro para conservar la raza. En 1977 se aceptó oficialmente como raza por la FIFE y actualmente es aceptado también por la CFA y la TICA.

Características de la raza:

  • Cuerpo: musculoso, fuerte y de tamaño medio.
  • Peso: machos entre 5 y 6 kilos, hembras entre 4 y 5 kilos.
  • Cabeza: grande, redondeada, hocico cortó y estrecho.
  • Mejillas: grandes y rellenas.
  • Nariz: ancha y recta.
  • Orejas: base ancha, altura media, y en posición de alerta.
  • Ojos: grandes y redondos, color en tonalidades del amarillo al cobre.
  • Patas: largo medio, musculosa y fuertes.
  • Garras: tamaño mediano y ovaladas.
  • Cola: largo mediano, ancha en la base, afinándose en la punta.
  • Pelo: corto, denso y sedoso.
  • Colores: azul, gris claro, azul pizarra.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Cartujo es un gato fiel, sensible, juguetón, tranquilo, independiente, mimoso y muy devoto de su amo. Puede vivir tanto en casas como en departamentos. A esta raza no le gustan las alturas, a tal punto que apenas acepta estar en el regazo de su amo. El Chartreux no tendrá problemas en vivir con perros, gatos, o niños. Rara vez lo escucharemos maullar, y aunque adora a su amo, no tendrá problemas en quedarse un par de horas solo. Al ser un gato muy sensible responderá mejor al refuerzo positivo y no a gritos o regaños.

Cuidados especiales para la raza:

Tendremos que cuidar principalmente su alimentación, ya que es una raza que tiene tendencia a sufrir luxación de rótula y displasia de cadera. Entonces deberemos darle un alimento de buena calidad para que aporte los nutrientes necesarios y cuidar que no aumente mucho de peso. Con respecto a su pelaje, no necesitara más que un cepillado de vez en cuando.